Día Mundial Contra el Cáncer de Colon

31 marzo

Entre la población española mayor de 50 años, el tumor más frecuente es el cáncer colorrectal, seguido del cáncer de mama, próstata y pulmón. Siendo la edad el principal factor de riesgo para este tipo de cáncer.

Una vez realizado el diagnóstico, pueden utilizarse diversos tipos de tratamientos: cirugía, radioterapia y quimioterapia. Tratamientos combinables en función de las características del tumor. 

Si se opta por la cirugía, se extirpa la parte del colon afectado. Una vez extirpada, los extremos se unen para restablecer la continuidad del tubo digestivo. A veces no es posible, por lo que es necesario realizar una ostomía, que puede ser transitoria o definitiva.

¿Qué es una ostomía?

Es una abertura quirúrgica para permitir la salida del contenido intestinal a la pared abdominal. El paciente lleva una bolsa adherida a su abdomen para recoger las heces.

Soy una persona afectada. Me van a hacer una ostomía y ¿ahora qué?

Aunque todos los seres humanos tenemos las mismas necesidades fisiológicas: orinar y defecar siempre son un tema tabú o bien de mofa. Eso supone que las personas con ostomías sean poco visibles en los medios y les cueste un poco más normalizar su día a día.

Por eso, cuando se le comunica al paciente que le tendrán que “poner una bolsa” le cae el mundo encima. A veces, su preocupación es mayor por “la bolsa” que por el propio cáncer.

A través de estas líneas queremos romper los ESTIGMAS y desde ¡YA!, transmitir que con una ostomía se puede llevar una vida “normal”, si es que existe hoy por hoy alguna vida normal.

Una ostomía es VIDA. Porque se recupera el tránsito intestinal y nos permite seguir viviendo “haciendo caca”, solo que por una vía distinta.

¿Cuál es el proceso?

El primer contacto que tiene el paciente cuando se programa la cirugía y se prevé una ostomía es con la enfermera Estomaterapeuta, la especialista en ostomías.
Es la profesional que le acompaña durante el proceso hasta la aceptación de “la bolsa”.

Información y marcaje preoperatorio
Momento clave
para la futura persona ostomizada y su familia, visita en la que se les informará de:

  1. Qué es una ostomía.
  2. Los dispositivos y su manejo.
  3. Se resolverán las dudas y sobre todo intentará hacer desaparecer el miedo a la bolsa y disminuir la ansiedad.
  4. Se procederá a marcar en el abdomen, el sitio ideal donde se ubicará la boca de salida del intestino (denominado estoma) para evitar problemas con los dispositivos.

Es imprescindible, en este momento, aportar al paciente toda la información posible sobre grupos de soporte de personas ostomizadas y asociaciones.

En OWings, hemos creado Grupo Bag&Wings. Un grupo de soporte de personas ostomizadas, totalmente gratuito que se reúne una vez al mes (online/presencial).
Cuyo objetivo es compartir experiencias, ayudar y acoger a nuevas personas con ostomías o a las que se les va a practicar una. Abierto a todos: también a acompañantes, para que las experiencias se vivan de una manera positiva y no quedarse en el ¿Por qué? si no en el ¿Para qué?

Postoperatorio

Una vez realizada la cirugía, la persona ostomizada y su entorno son conscientes de su nueva situación. En este momento, la familia es el máximo apoyo, motivación e incluso ayuda en el manejo del dispositivo del paciente, hasta que éste llegue a la autonomía.
La persona pasa por distintas fases hasta llegar a la aceptación. Una “montaña rusa emocional”. El equipo asistencial y la enfermera estomaterapeuta son quienes le facilitarán todas las herramientas que llevarán al autocuidado.

Recuperar la vida habitual

La persona ostomizada, poco a poco recuperará su ritmo habitual, donde la ostomía será un complemento necesario para vivir con una vida de calidad. No es lo mismo vivir, que vivir con calidad: “la bolsa y la vida”, como dicen algunos.

Es aquí cuando los grupos de soporte adquieren relevancia: compartir en el grupo estrategias, experiencias, trucos para ir a la playa, a la piscina y hacer deporte.

Una ostomía NO es impedimento para llevar una vida en plenitud. Son, a veces, las secuelas de la enfermedad los factores más limitantes.

Visibilizar

Lo que tiene que ver con caca o pis no se cuenta; sigue siendo tabú.

Hecho que aísla o incomunica de su entorno a algunas personas ostomizadas por vergüenza o miedo.

El desconocimiento social sobre las necesidades del colectivo está en los propios ostomizados. Aunque, cada día se avanza en redes sociales y existe un movimiento que lucha para visibilizar la bolsa y lucirla con orgullo.

Quizás, hasta que salga algún famoso/a para hablar de “su bolsa” no conseguiremos la visibilidad completa.

No hay comentarios

Publicar un comentario